19 febrero 2006

A primera hora de la mañana


Viene y me propone sexo.
Así, a quemarropa.
Como si fuera lo más importante en este mundo, lo último que hacer.
Quedo en un principio sorprendida, no por la propuesta de hacer sexo con él, claro está, si no por la premura de su petición.
Yo allí, sentada plácidamente en mi oficina, con sus clips de oficina, sus cajones de oficina y su olor a recién limpio.
Cómo iba siquiera a intuir que ese hombre casi cincuentón, encorbatado, que viene de mes en mes a liquidar sus cuentas pendientes, iba a acercase más de lo cotidiano y decirme, sin cortedad alguna, que deseaba reposar su miembro entre mis piernas.
Y no es que no me apetezca asirle de esa camisa recién planchada y a horcajadas sobre él cabalgar la mañana entera…
Pero hombre, así, tan de repente (y yo con estos pelos) no se proponen las cosas...
Que una debe ponerse el zapato adecuado…
Adecuar también la liga a la media…
Calzarse una braga que no suprima el encanto de la liga y...
A su vez, un sostén que no sostenga demasiado…
Que una… Debe pintarse el carmín justo para marcar el glande…
Ponerse el rimel suficiente para no parecer una muñeca de cartón piedra…
Ajustarse el pelo a la nuca para poder ser asida sin entorpecimiento…

Anillar el collar al cuello...
Debe… Ponerse en la muñeca la joya que no suena…
El anillo que no pellizca…
La tobillera que quedará frente a sus ojos una vez de pie encima de su cuerpo…
Y, sobre todo, una debe entender que el hombre que tiene delante no es el peor amante del mundo…

P.D.: La próxima vez que quiera usted sexo conmigo, procure no decírmelo cuando tengo a su señora al otro lado del teléfono.

6 comentarios:

sabbat dijo...

Hacía tiempo que no escribías aquí.

Un saludo

A pesar de mí dijo...

Genial, cada vez te acercas más a la amante perfecta ;-)

Tacones, como siempre -leerte- ha sido un verdadero placer.

Tu rendido admirador.

Dr. Strangelove dijo...

Todo un ritual que no puede ser obviado y saltarse así como así. Bien hecho Tacones, lo tuyo es clase y categoría.
Un besazo.

thalatta dijo...

¡Qué morbo tiene la oficina!pero claro según y cómo... Da gusto que alguien se lo pase tan bien, que sigas disfrutando. Saludos.

NoAmanda dijo...

Jajaja, muy aguda ud!
Sus textos tienen la extensión perfecta, oye se te pasó un "sino" que va junto.
Saludines!

MalditosTacones dijo...

Gracias por la anotación, como podrá ver muchísimas faltas más, no dude usted en anotarlas y hacérmelas saber...

Salud Noamanda...!