07 marzo 2006

Un ejercicio difícil


Cinco lugares donde morir:
En un híper a primeros de mes.
En una conferencia de Arrabal
En un recital de poesía
En un OVNI
En la gloria

Cinco series de TV:
Doctor en Alaska
Friends
La cabeza de Hermman
Monk
A Golpe de Bisturí

Cinco Películas inolvidables:
Naúfragos
The man on the moon
Mediterraneo
La Ardilla Roja
Lolita

Cinco libros imprescindibles:
La Espuma de los días
Los Bogavantes
Sexus
Se busca una mujer
Aurora

Cinco canciones inmortales:
Hotel California
Indian Summer
La Tormenta
Rompecabezas
Óleo de una mujer con sombrero

Cinco trabajos interesantes:
Ama de llaves del Vaticano
Catadora de dulces de chocolate
Filósofa
Probadora de carmín para labios
Zapatera

Cinco que debieran continuar (aunque no lo van a hacer, digo yo. Joder, lo mismo corto la cadena y me cae una maldición bíblica o vete tú a saber…)
Fracasar no es fácil: Eddi Vansi (
www.bestiario.com)
Al fondo a la izquierda (
www.ideal.es)
La Trinchera Cósmica (www.bestiario.com)
Antona (
www.aantona.blogspot.com)
Reflexionesdeuntrasto(www.blogs.vivito.net/blog/reflexiones_de_un_trasto)

Siempre he pensado en la inutilidad de decidir, que conste, aún así, me ha gustado el ejercicio.

4 comentarios:

A pesar de mí dijo...

Un bonito ejercicio, Tacones. Gracias por continuarlo, es una tonteria pero...

Besos, mi querida copañera.

Dr. Strangelove dijo...

Tacones, veo que has salido airosa del meme, un trabajito difícil. Una vez más leerte sigue siendo sorprendente y estimulante.
Espero ansioso otro capítulo más de tu agenda íntima.

Un besazo

antona dijo...

Ejkeeeee,soy muy perro, para estas cosas.Pideme otra cosa.
gracias por tu visita
salu2

Ballesta dijo...

Mi estimada Tacones:

Si es que los trastos no morimos, nos deshacemos poquito a poco en virutas y quedamos esparcidos por un montón de sitios. Nuestras series de T.V. son “Reality Shows” sin cámaras delante. Todas las películas son olvidables, todos los libros son prescindibles, las canciones son mortales y los trabajos… bueno, olvidables, prescindibles, y mortalmente aburridos. Hasta del chocolate se terminaría una hartando.

Te sigo siguiendo. Un beso.