27 noviembre 2010

Sábado... .. .


Sigo con mucho trabajo. Con tanto que mi vida y mis amantes están en pause. Y me está sentando de maravilla este respiro de hombres que comparten mi vida y me comparten. 
Y no puedo evitar que me guste esta actividad frenética, casi paranóica, por más que me quede en los huesos o que al final enferme de hiperactividad.
Tal vez mi adicción a no estarme quieta es la única prueba fiable de que estoy viva y que sigo, y que no he muerto y que aún creo que todo es posible: hasta tú.

Mientras tanto... Pon música....

6 comentarios:

Turulato dijo...

¡Venga, qué te lo está diciendo a tí!. ¿No te das cuenta?. Mira afuera...

Balkin dijo...

Si paras a coger aire... ¿Es para luego sumergirte?

Entonces me tomaré un respiro...

el_irlandés dijo...

Espero de verdad que sea mentira que la imposibilidad de un borracho irlandés sobrio parezca factible.

No me pregunte. Así salió. Así se queda.

Maria dijo...

Sí, a veces ha sido así. Y volver a la calma y a los horarios de persona y a las citas necesarias te deja medio resentido y triste.

Aprovecha. Revienta.

Turulato dijo...

Buenas noches Tacones. Quería felicitarte las Fiestas, pero no se muy bien como hacerlo. Tú llegas, me escribes un poquito y entremedias me regalas una palabra, un beso de cuatro letras, y consigues que me sienta bien.

Si supiera.. Darte un abrazo, hondo y cálido como tus besos, que sin palabras te entregue en silencio mi lejana compañía y mi afecto. Si supiera, es sería mi felicitación navideña

Turulato dijo...

Me decían cuando trabajaba: Usted tranquilo, que jefe que no abusa se desprestigia. Y claro, me quedé con la copla.
Así que abusaré; pero poquito. Te echo de menos, niña. ¡Tranqui, que no va con segundas!. Solo eso. Y tú a lo tuyo, que es lo que nos debe importar.
Quería desearte un buen año. Salud, que no pases frío, un cacho pan con algo dentro y risas. ¡No, que no llega tarde la felicitación!. Es que acabo casi de recobrar la conciencia... (aunque no se si la tuve alguna vez)